domingo, 12 de marzo de 2017

Bienvenidos a la Colombia del Posconflicto......y al Boom del Negocio de la Coca

El pasado 10 de Marzo se llevó a cabo un debate, organizado por el Espectador y la Fundación Paz y Reconciliación, en el que participaron el ex comisionado de paz Frank Pearl, el director de la Agencia Colombiana para la Reintegración, Joshua Mitrotti; Piedad Córdoba y Ariel Avila.

Como era de esperar el centro del debate fueron los retrasos en la ejecución de infraestructura de las Zonas Veredales de Transición y Normalización (ZVTN), las vergonzosas discusiones y saboteo en el congreso durante los debates para la aprobación de la legislación y leyes fundamentales para darle dientes jurídicos e institucionales a la etapa de implementación del acuerdo de paz, entre ellas, la ley de la Justicia Especial para la Paz (JEP), la ley de amnistía, etc., todas ellas que se suponía iban a ser aprobadas rápidamente mediante el mecanismo del fast track; además de la inacción del gobierno para desmontar el paramilitarismo que en solo en lo corrido del 2017 ha asesinado mas de 20 líderes sociales y desplazados más de 3500 personas solo en la zona pacífica del país.

Obviamente, los representantes del gobierno, Fran Pearl y Joshua Mitrotti, se limitaron a repetir la misma retórica reiterada en varias ocasiones a través de sus medios prepago por el propio presidente Santos y el negociador Jaramillo: que no hay incumplimiento por parte del gobierno, que los atrasos en el alistamiento de las ZVTN son normales, que no están tan retrasadas como lo denuncian las comunidades, las FARC y hasta la propia Comisión de Verificación de la ONU; y que no se puede juzgar estas demoras como una muestra de incumplimiento del gobierno, pues la implementación de los acuerdos tomará mínimo 15 años, y que lo de las ZVTN son apenas "asuntos menores de logística."

Los representantes del gobierno minimizan también los manoseos y cambios fundamentales que están haciendo en el congreso a la legislación para la implementación de la JEP y el vergonzoso saboteo, no solo por parte de los congresistas del Centro Democrático sino de congresistas del mismo partido de Santos. Ni en la deliberación de asuntos tan importantes como el proceso de paz, los corruptos congresistas renuncian a sus prácticas mezquinas de chantaje al gobierno central pidiendo puestos, control de feudos en instituciones del orden nacional y regional, lo que los medios prepago eufemísticamente llaman "la mermelada."

Respecto a las medidas de seguridad para proteger la vida de los líderes sociales y comunidades en general tanto en las zonas que abandonaron las FARC como en las zonas aledañas a las ZVTN, la retórica de los representantes del gobierno no podía esperarse que fuera distinta de la del libreto oficial. Que están "consternados con los asesinatos de los líderes sociales, que le han pedido a la Fiscalía prioridad, rigurosidad y rapidez en las investigaciones de esos crímenes", para ellos cometidos por "fuerzas oscuras" que se oponen al proceso de paz. Ya hasta la palabra Bacrim la eliminaron de su discurso, mucho menos mencionar la palabra paramilitarismo.

Contundentes las respuestas y análisis de Ariel Avila y Piedad Córdoba, contradiciendo a los representantes del establecimiento. Ariel Avila recordó que el acuerdo de paz incluye 143 programas, la mayoría de los cuales traerían beneficios para la sociedad en general y muy especialmente para la población rural, no obstante, luego de más de 3 meses de implementación, lo único que se ha cumplido es la desmovilización de la guerrilla, aún bajo las condiciones deplorables que encontraron en las 26 ZVTN. La legislación para el componente de tierras en el acuerdo ni siquiera tiene ponente para el debate en el congreso; en cuanto al mejoramiento o construcción de infraestructura en el nivel territorial, las vías siguen en las peores condiciones; en regiones como Tumaco, Antioquia, Chocó no hay seguridad ni justicia. La JEP está siendo manoseada en el congreso, cambios como que las ONGs ya no pueden presentar pruebas en los procesos de juzgamiento de civiles y empresas es una vergüenza y se constituye en una puerta para garantizar la impunidad de sus crímenes. En últimas, dice Ariel Avila, el verdadero "acuerdo de paz" lo están redactando en el congreso.

Por su parte, Piedad Córdoba resumió su visión del proceso de implementación refiriéndose al vergonzoso y desdeñoso nivel de improvisación por parte del gobierno. El avance en la ejecución de la infraestructura y dotación de servicios básicos en las ZVTN es deplorable, corroborado por ella misma en sus visitas a esas zonas. El mayor avance  (30%) lo presenta la del Putumayo, y eso porque allí estuvo de visita el presidente Santos. Las demás zonas no están ejecutadas en mas del 15%.  En todas las zonas hay bebés recién nacidos en condiciones precarias, expuestos a toda clase de riesgos para sus vidas y las de sus madres. Hay corrupción en la construcción de la infraestructura para las ZVTN, y hasta en la entrega de alimentos!!!.  Sobre el mecanismo del fast track, dice Piedad Córdoba, está funcionando pero al revés; la ley de amnistía por ejemplo, se suponía que a la fecha ya hubiesen sido beneficiados 4000 presos, y solo se ha otorgado en 11 casos.



Piedad Córdoba terminó su intervención haciendo un llamado a la sociedad colombiana a que cambie su percepción de que los guerrilleros son unos bandidos, mensaje que les meten en la cabeza los medios masivos, y que por el contrario los vean como seres humanos y que dignifiquen sus vidas.

3-month-old Junior Alexis Patino, son of FARC rebel Deisy Garcia, sleeps next to his mother's weapon at a rebel camp - Foto cortesia de NBCNews

En la misma semana de este debate y cuando los cuestionamientos al gobierno por el evidente incumplimiento con los puntos más fáciles del acuerdo de paz son mas indefendibles, y como si hubiese sido planificado, sale el informe anual sobre el control de narcóticos elaborado por el Departamento de Estado de los EEUU en el que se resalta el significativo incremento del área de cultivos de coca durante el último año. 150.000 Ha dicen existen en el país, luego dicen que son 188.000 Ha, preocupante incremento en tiempos de paz, dicen los gringos, causado principalmente por que las FARC, aprovechando las negociaciones con el gobierno, alentaron y presionaron a los campesinos en las áreas que controlaban a que sembraran mas coca para que recibieran mayor compensación económica en desarrollo del programa de sustitución de cultivos acordado en La Habana.

Aparte de la sorprendente rapidez en señalar al culpable del incremento en el área cultivada, la pregunta que nadie fórmula es, quién, qué organización confiable y neutral verifica y certifica que el área con coca reportada en el informe y el incremento con respecto a periodos de medición anteriores, es real? Y aun si fuera real, quién, qué organización verifica que esas nuevos cultivos de coca están en zonas que controlaban las guerrillas?

La pregunta es pertinente sobretodos cuando todos los observadores e investigadores internacionales y nacionales, que desde su inicio han cuestionado la política gringa de la guerra contra las drogas, coinciden en que esa guerra es una farsa, de ahí su preconcebida permanencia y fracaso en términos de resultados (logro para los gringos); de hecho todos los analistas y observadores internacionales la conciben como un pretexto para mantener e incrementar la militarización del país y así asegurar que sus multinacionales exploten y saqueen los recursos naturales minerales y energéticos sin riesgos y con los más altos rendimientos económicos.

El cálculo estratégico de publicar el informe justo al inicio de la implementación del acuerdo de paz, lo utilizarán como excusa para reanudar la fumigación aérea y la erradicación manual forzada por parte de la fuerza pública. Pero la reanudación de estas prácticas destructivas del medio ambiente, de alto impacto en la salud de los campesinos y que generan desplazamiento de las poblaciones solo las aplicaran en las zonas aledañas a las ZVTN, ya que es en estas zonas donde la dirigencia de las FARC han reiterado tienen previsto que la guerrillerada se establezca definitivamente, pues la mayoría de guerrilleros son oriundos de esas zonas o de regiones aledañas, y precisamente por esos arraigos es donde con mayor facilidad y efectividad se podrían reincorporar como miembros de una sociedad en paz e incluyente, donde podrán terminar su educación básica, adquirir capacitación en actividades agrícolas, comerciales entre otras, y seguir ejerciendo sus actividades políticas; y sobre todo, empezar una nueva vida con o cerca de lo que quede de sus familias, pues muchos de sus miembros han sido asesinados por el estado en connivencia con los paramilitares durante los mas de 50 años de guerra.

Así que será en esas 26 zonas donde el gobierno gringo a través de sus mayordomos en el gobierno colombiano concentrará la nueva fase de la guerra contra los cultivos de coca, léase contra las comunidades asentadas en esas zonas, incluidos los guerrilleros desmovilizados. Si acaso, y si algo del acuerdo de paz deciden implementar, alguna compensación les darán a los campesinos por los cultivos de coca, y a algunos incluso los incluirán en algún programa de corto plazo de sustitución de cultivos; eso sí, como sucedió con un programa similar que se implementó en Putumayo, entregando los subsidios de restitución ya recortados por los corruptos que los manejan y a campesinos escogidos a dedo, muchos de los cuales ni siquiera tenían cultivos de coca.

Ilusos los que piensan que la fumigación aérea y la erradicación manual forzada se llevará a cabo en las regiones tradicionalmente controladas por los paramilitares (aliados de los gringos, y del narcoestado colombiano en el negocio transnacional), y en las nuevas áreas que ahora controlan, luego de la desmovilización de las FARC.

Al pueblo lo engañaran con un nuevo informe del mismo departamento de estado gringo, en el que reportarán una significativa reducción del área sembrada con coca, alardeando sobre la efectividad de las re establecidas estrategias de erradicación.  Pero como todos los informes que produce el gobierno gringo, este como todos los informes sobre los cultivos de coca en Colombia será una farsa. La realidad en terreno será que el área cultivada seguirá aumentando, y ese aumento ocurrirá principalmente en las regiones ahora bajo control absoluto del ejército y los paramilitares; sobre lo cual nunca leeremos o escucharemos en los medios masivos prepago del establecimiento.  La noticia será la propaganda sobre el éxito de la nueva fase de guerra contra las drogas, de la reducción del consumo en EEUU y como un logro del acuerdo de paz, pues la reducción, nos dirán, también se debe a que las FARC ya no son narcotraficantes ni obligan a los campesinos a cultivar coca.

Paralelamente, esos mismos medios prepago, megáfonos del establecimiento, continuarán sus ataques de estigmatización contra los líderes desmovilizados de las FARC, y especialmente contra su recién creado partido político. Si la implementación del acuerdo llega hasta esa etapa, si acaso a los líderes de las FARC les darán el chance de calentar las 10 sillas en el senado y cámara por el periodo previsto en el acuerdo.  Que se olviden que en las circunscripciones especiales creadas en el acuerdo les permitirán hacer política, menos que los que sean escogidos como candidatos para esas curules pertenecerán a su nuevo partido político.

En territorios en los que el acuerdo estableció como circunscripciones especiales, otrora controlados totalmente por las FARC, los que reinan ahora son los paramilitares, y estos son los que impondrán, no sin antes exterminar cualquier reducto de apoyo a las FARC, los candidatos a elecciones para los nuevos cargos elegidos por voto popular.  Acaso es fortuito que casi todas las víctimas de los asesinatos que han ocurrido en los últimos meses fueran líderes sociales y activistas de la UP, o líderes comunitarios con afinidades políticas con las FARC que residían en esas zonas que el acuerdo les otorga el estatus de circunscripciones especiales?

Bienvenidos al nuevo país del posconflicto:

Nuevo país donde la cadena completa del narcotráfico es controlada totalmente por el narco estado y su brazo armado paramilitar, bajo la tutela y protección militar y del negocio transnacional por parte del gobierno gringo;

Nuevo país donde el boom de la cocaína generara transacciones de billones de dólares que serán controladas por un solo cartel, billones cuya mayor tajada se quedará en EEUU, repartidos entre los capos que controlan la distribución y los bancos;

Mas billones de $USD para lavar en Colombia y contribuir al "crecimiento económico" del nuevo país del premio Nobel de Paz, que se "invertirán" en mas centros comerciales (construidos aun en pueblos y barrios estrato 1 y 2); más centros empresariales para mayor comodidad y seguridad de las trasnacionales; proliferación de condominios para los nuevos ricos construidos en los mejores sectores de las principales ciudades y pueblos cercanos, aún a costa de la depredación ambiental; más parques industriales; y mas plazas comerciales en ciudades intermedias y pueblos llenas de inmensas tiendas de ropa barata con logos falsos de marcas como Adidas, North Face, Nike, etc., que por lo barata no es que sea de mala calidad sino que, como el propósito es lavar los dólares del narcotráfico, los capos locales la venden a precios accesibles al pueblo de estratos bajos para mantenerlos contentos, conformes y sintiéndose que ellos también pueden estar al día con la moda internacional....

miércoles, 5 de octubre de 2016

Recientes Acciones de Juan Manuel Santos: Traicion al pais y a sus compromisos con las FARC-EP?

Las acciones de Santos durante los últimos tres días luego del fracaso del plebiscito demuestran que esta descargando solamente en las FARC-EP toda la responsabilidad de salvar el proceso de paz.

Los siguientes son apenas sus más destacados bandazos:

1) El domingo a las 8 pm luego de conocer los resultados del plebiscito con triunfo pírrico del NO, anuncia a todo el país por televisión que mantiene el cese al fuego bilateral y definitivo que hace parte integral de los acuerdos firmados solemnemente ante los ojos de todo el mundo;

2) El Martes 4 de Octubre, luego de informar al país que ha invitado a Uribe al palacio de Nariño a discutir "propuestas de ajustes" a los acuerdos ya firmados, anuncia que el cese al fuego bilateral y "definitivo" solo irá hasta el 31 de Octubre;

3) El mismo martes en las horas de la mañana, su canciller Holguín aparece en todos los medios masivos declarando que la responsabilidad de abrir o no el acuerdo a una renegociación reposa totalmente en las FARC-EP;

4) El mismo martes, pero ya bien tarde en la noche (y ya cuando el daño estaba hecho), el ministro de defensa sale a aclarar que la fecha límite al cese al fuego bilateral anunciada por Santos podría extenderse si hay avance en las "renegociaciones" en La Habana....

Difícil no interpretar estos bandazos de Santos como una claudicación ante Uribe, el señor de la guerra y dueño y amo del país.

No era acaso que el acuerdo firmado era el mejor de los acuerdos que se podía alcanzar, y por eso lo defendía a capa y espada dentro y fuera del país?

Porque entonces no lo defiende ahora ante los ataques y propuestas de ajustes absurdos de Uribe y sus secuaces?

Es este escenario acaso un desenlace que estaba planeado desde el comienzo?......

Llevar a las FARC al preámbulo de la desmovilización, conseguir los nombres de todos los guerrilleros (5.700 nombres ya en poder del ejército), amenazar con la reiniciación de los bombardeos (porque esa es la traducción fiel del anuncio de acabar con el cese bilateral del fuego) para presionar a las FARC a que acepten la capitulación tal como lo plantea Uribe; y si no aceptan, para producir una desbandada, deserción masiva de guerrilleros, ahora plenamente identificados, y que se encuentran concentrados en zonas de pre desmovilización también plenamente conocidas por el ejército?. 

En últimas, es esta una encerrona a las FARC? ...

Actualización Octubre 11th:

Aliviados el dolor y los sentimientos de rabia que prosiguieron inmediatamente luego de conocer los resultados del plebiscito, lo que ha ocurrido durante los días siguientes parece sembrar nuevamente semillas de optimismo y esperanza en que los acuerdos de paz serán respetados en su esencia, y si acaso enmendados pero solamente en aspectos de lenguaje, redacción; y a lo sumo, ampliados para incluir mayor especificidad en el punto de justicia transicional, principalmente.

Las multitudinarias marchas en varias de las principales ciudades del país, organizadas por los estudiantes y a las cuales se unieron miles de ciudadanos de todas las clases; el campamento por la paz que, luego de esa primera marcha estudiantil, se estableció en la Plaza de Bolivar; las congregaciones y caminatas en Bogotá de comunidades indígenas provenientes del Cauca y La Sierra Nevada; y la segunda gran marcha programada en Bogotá el 12 de Octubre y que contara con la participación de miles de indígenas, campesinos y víctimas del conflicto, contribuyen aún mas en ese proceso difícil de recuperar la confianza y optimismo de que pronto saldremos del agujero. 

Pero para mantener ese optimismo y esperanza uno quisiera que esa gran movilización social se viera reflejada en las acciones del gobierno de Santos.  Ese optimismo se desvanece cuando, más allá de sus cándidas declaraciones por televisión, se analizan las reacciones contradictorias que ha mostrado frente a los detractores del plebiscito, no obstante la evidente ilegitimidad del triunfo del NO resultado de una campaña fraudulenta y la pírrica diferencia, que por lo demás, es incomprensible que el gobierno no haya solicitado un reconteo de votos .

Santos esta tratando a Uribe y su partido de garaje Centro Democrático como si realmente fueran los representantes de esos algo más de 6.400.000 votos por el NO, muy a pesar de que el propio gerente de campana confesara públicamente el engano al que fue sometida esa masa de votantes. 

Confesión que, sumada a los archivos de videos y documentos que circularon durante la campaña y que están disponibles en redes sociales, detalla la estrategia de manipulación dirigida a clases altas, media y baja. Con lo cual queda demostrado que quienes votaron NO, no lo hicieron reclamando los "ajustes y cambios" que ahora el Uribismo le esta presentando a Santos en nombre de esa masa de votantes, sino por asuntos económicos y religiosos que supuestamente les afectaria pero que ni siquiera eran parte del acuerdo final de paz.



Cómo es que Santos, conociendo toda esta patraña, no sólo acepta con entusiasmo sino que califica como de "ánimo constructivo", las propuestas del Centro Democrático como si verdaderamente recogieran las preocupaciones de la población del NO. 



Cómo es que Santos acepta también como representantes de supuestamente facciones independientes de los votantes del NO a personajes tan oscuros y mezquinos como el ex procurador Ordóñez, destituido de su cargo por la Corte Suprema de Justicia; a Andres Pastrana y Marta Lucia Ramirez, que hicieron campaña al lado del narcoparauribismo y que como tal son igualmente cómplices de la campaña de manipulación y engaño; a pastores de iglesias de garaje que también difundieron masivamente los mensajes falsos del narcoparauribismo; y a otro personaje tan oscuro y oportunista como Herbin Hoyos, quien se autoproclama representante de las víctimas de las FARC y que como tal solo reclama por el paradero del 20% de desaparecidos, ya que documentos serios atribuyen al estado y al paramilitarismo el 80% de ellos.   




Cual es el plan de Santos para sacar al país del atolladero en que lo metió con un plebiscito por la paz que nunca debió ocurrir?

O es el estado de caos al que se ha llevado al país el desarrollo de la segunda parte de un plan original que nunca fue concebido para lograr la paz, tal como muchos observadores y analistas internacionales lo plantean?  



  


lunes, 3 de octubre de 2016

Colombia le dice NO a Vivir en Paz

Dolor profundo, tristeza, rabia que quema por dentro, son algunos de los sentimientos que nos invaden a quienes queremos un país en paz y apoyamos el plebiscito aún cuando lo considerabamos innecesario e inconveniente como mecanismo político refrendatorio de los acuerdos alcanzados entre las FARC-EP y el gobierno de Santos.

Que esa es la democracia y que hay que respetarla nos dicen los "analistas" políticos, los "formadores de opinión" y hasta el propio gobierno derrotado.

Cuál democracia, de qué democracia hablan cuando apenas el 38% de los colombianos aptos para votar lo hicieron. Cuál democracia cuando esos 6.4 millones que votaron NO a los acuerdos de paz, no lo hicieron a conciencia como tanto pregonan falsamente los promotores del NO, y vuelve y juega, hasta el propio gobierno derrotado. 

Cual democracia cuando muchos de esos 22 millones de colombianos aptos para votar, el 62% del censo electoral, prefirieron quedarse en sus casas porque en la mañana estaba lloviznando, a otros muchos les importa y les llenan mas los espectáculos grotescos que inundan calles como la Cra 7a de Bogotá, y a otros muchos porque simplemente les importa un bledo la situación de violencia y miseria que vive el país, incluso su propia miseria y exclusión.

Cuál voto a conciencia cuando todos a quienes se les preguntaba que porqué votarían por el NO, su respuesta era como una grabación, la repetición de la verborrea, la propaganda y las mentiras inyectadas en sus diminutos cerebros por el narcoparauribismo: que cómo iban a permitir que los "terroristas" de las FARC-EP no pagarán cárcel, que cómo iban a permitir que esos terroristas lleguen al congreso sin votos e incluso a la presidencia, que cómo iban a permitir que el castro-chavismo se tome el país,.... y toda la demás abundante basura que derramó el narcoparauribismo a lo largo y ancho del país.


Dolía profundamente, se sentía hasta impotencia oír repetir esa basura hasta de boca de humildes colombianos, de personas que deambulan por las calles buscando cómo sobrevivir el día, de colombianos que están en esa situación producto de la violencia que ha azotado al país por décadas; incluso de víctimas del terrorismo de estado pero a quienes la campaña de manipulación y de incitación del odio contra las FARC-EP desatada ferozmente por el narcoparauribismo, sus medios masivos de comunicación serviles, y hay que decirlo, inicialmente, hasta por el propio gobierno, les hicieron creer que sus únicos verdugos eran las FARC.


Qué vergüenza con los ciudadanos del resto del mundo, con todos los países y organizaciones que entusiastamente apoyaron desde el inicio la negociación política del conflicto interno. Quedamos, como lo anticipó el ex presidente de uruguay Pepe Mujica, como un país de esquizofrénicos, de psicópatas habría que agregarle.

Pero sobre todo qué vergüenza, qué traición, qué indolencia y desprecio con las víctimas que superando su sufrimiento y dolor vivido tras décadas de guerra no solamente votaron mayoritariamente por el SI sino que tuvieron el coraje y la capacidad de dejar atrás el odio, el rencor y perdonaron a las FARC.

Con qué cara pueden esos psicópatas que votaron por el NO mirar a los ojos a los habitantes de Bojayá, Toribio, La Macarena, San Vicente del Caguán, Caloto,...y de muchos otros municipios que aunque han sufrido con más rigor los efectos de la guerra, votaron abrumadoramente SI a los acuerdos de paz con las FARC.



Difícil anticipar qué sigue, qué futuro nos espera. El presidente Santos declaró que mantiene el cese bilateral al fuego y de hostilidades, y que convoca a los opositores a buscar salidas para salvar el proceso de paz.

Las FARC-EP por su parte declararon que mantienen su compromiso por alcanzar la paz y de usar la palabra para buscar los cambios que requiere el país..... Obviamente se espera que suspendan la movilización de la guerrillerada a las zonas veredales de normalización y transición. 


En últimas, todo el cronograma de actividades que se había pactado para desarrollarse a partir de la firma del acuerdo de paz queda suspendido. Un inmenso fracaso!

Que los resultados del plebiscito son un mandato al presidente Santos para que renegocie los acuerdos con las FARC, esta vez pensando en beneficio de todos los colombianos, dicen y repiten los uribistas. Lo que no dicen es quienes son para ellos los reales beneficiarios de esos potenciales nuevos acuerdos: 

1) los terratenientes e inversionistas extranjeros despojadores de millones de hectáreas de tierras a campesinos de todas las estirpes; 

2) los narco empresarios que financiaron y apoyaron las masacres cometidas por los paramilitares; 

3) esa gran facción dentro del ejercito y policia autores de masacres, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales, torturas,....que no quieren comparecer ante los tribunales de la justicia transicional; 

4) el paramilitarismo, brazo armado del uribismo y máquina de guerra y terror que permite que Uribe siga aumentando el control del estado, incluyendo las instituciones judiciales; y por supuesto, 

5) el mismo Uribe, que manteniéndose y presentándose como "líder" político nacional quiere blindarse contra acciones judiciales internacionales por los innumerables crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos desde que fue gobernador de Antioquia.


Uribe saliendo de votar en la mesa No.1

Por el lado de los grupos de izquierda, que los resultados del plebiscito deben conducir a una asamblea constituyente dicen, pensando con el deseo.  Pareciera que quieren ignorar a propósito el poder corruptor, manipulador y de intimidación que tiene Uribe sobre esa gran mayoría de colombianos borregos e ignorantes, quienes lo apoyaran masivamente en una eventual elección de delegados a esa asamblea constituyente, y le permitirán ganar la mayoría de sillas para que pueda esta vez si "refundar la patria",...terminar su proyecto de convertir este país en un narco estado.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Una muestra de las deliberaciones de las FARC-EP en su X Conferencia Guerrillera

En el segundo día de deliberaciones de la X Conferencia Nacional guerrillera tuvimos acceso al área privada de reuniones y grabamos el siguiente video: 


No podía ser mas oportuno el momento en que llegamos, pues pudimos escuchar a viva voz la reafirmación de los espíritus revolucionarios, expresiones de preocupación por el inicio de incursiones de grupos paramilitares, y del propio ELN,  hacia zonas que están siendo despejadas por compañías y frentes de la guerrilla, así como sentimientos de desconfianza con el estado dada su historia trágica de incumplimiento en anteriores acuerdos.

Válidos sentimientos de desconfianza, pues como olvidar el genocidio contra miles de candidatos y militantes de la UP a finales de los 80s, partido que se había conformado luego de los acuerdos firmados con el gobierno de Belisario Betancourt; y el proceso del Caguán, fracaso achacado artificiosamente a las FARC-EP, pero que en realidad ni siquiera fue un intento genuino de negociación sino una trampa montada por el estado para justificar el fortalecimiento de su aparato de guerra, siguiendo las directrices trazadas por el gobierno de EEUU. 


Plan Colombia le llaman a lo que en realidad fue un plan para escalar la guerra y el terrorismo de estado contra todas las fuerzas, organizaciones y movimientos sociales y políticos opositores al ultra neoliberalismo impuesto por EEUU.

domingo, 25 de septiembre de 2016

El Diamante, sede de la X Conferencia Guerrillera FARC-EP

El Diamante no es un caserío, es apenas un punto en las profundidades del los Llanos de Yarí en el Departamento del Meta. El lugar donde se llevó a cabo la X Conferencia de las FARC-EP, su última conferencia como grupo armado, y de la que emergieron como partido político a continuar su lucha por una Colombia con menos violencia, más justa, más equitativa y más incluyente.

Cerca de 350 periodistas de todas las latitudes llegaron a El Diamante a cubrir este momento histórico para el país. No obstante, aunque no todos, un gran número de ellos solo fueron tras la chiva, la morbosidad periodística y el espectáculo.

El Diamante era el centro de operaciones de una compañía conformada por 60 guerrilleros, allí tenían su campamento, en medio de una mancha boscosa de árboles y palmas inmensas que desde el aire no dejan ver las caletas (como llaman a los alojamientos los guerrilleros) donde descansan los guerrilleros y guerrilleras y se protegen de los bombardeos. El campamento cuenta con un rancho (cocina) al borde de la carretera (trocha), chontos (zanjas horizontales que cumplen la función de sanitarios), y se ubica al lado del Río El Diamante donde se bañan, escapan del intenso calor y lavan sus ropas.





En esa misma mancha boscosa en medio de esa inmensa llanura, la organización de la X Conferencia dispuso de decenas de caletas adicionales para albergar a los cientos de visitantes que querían experimentar por unos días la rutina y restricciones de la vida cotidiana guerrillera.



Los invitados teníamos también las opciones de dormir en áreas acondicionadas para camping o equipados con camarotes, ambos espacios debidamente cubiertos con carpas y con decenas de sanitarios y duchas portátiles dispuestos a solo metros de distancia. Estas dos áreas estaban ubicadas aledañas a las zonas dispuestas para el trabajo de los periodistas, conferencias de prensa y restaurante.  Las áreas de prensa estaban equipadas con cómodas mesas y sillas cada una con dobles salidas eléctricas para cargar computadores y demás equipos electrónicos.




Adicional a estas áreas, la organización de la X Conferencia instaló una moderna infraestructura de espectáculos, equipada con una inmensa tarima y tres pantallas gigantes, donde artistas reconocidos en diversos géneros y de distintos orígenes fueron los protagonistas de los conciertos musicales programadas para cada noche. .



Las reuniones diarias de la X Conferencia en la que participaron todos los miembros del secretariado de las FARC-EP y más de 200 delegados representando todos los frentes y bloques, se llevaban a cabo en una área un poca más alejada del área dispuesta para los visitantes. A diferencia de las instalaciones para visitantes, las construcciones de esta área reflejaban un cuidadoso diseño arquitectónico:  un entretejido de bambú hasta media altura de muros y en el techo.  Contiguo al área de las deliberaciones de la conferencia, construyeron instalaciones adicionales para el alojamiento de los comandantes y delegados, restaurante y espacios para la logística durante el desarrollo de las reuniones.



Esta será la imagen del Diamante que la mayoría de visitantes recordaremos.  Pero si hacemos el ejercicio de remover mentalmente todas las instalaciones y nuevos espacios que fueron ocupados con ocasión de esta conferencia, podríamos tener una idea muy cercana de El Diamante real, un punto perdido en las llanuras de Yari.  Un espacio pequeño con solo dos casas de madera, con espacios abiertos y techos de zinc donde los pocos locales y los aún más esporádicos visitantes o viajeros que transitan por la trocha se abastecen de víveres, bebidas refrescantes y por supuesto cerveza para aplacar el intenso calor y humedad que caracteriza esta región de los llanos.

Es con ocasión de la X conferencia que El Diamante se transformó en un pequeño y congestionado caserío, lleno de casetas ubicadas en los alrededores de las únicas dos construcciones originales, donde tenderos y comerciantes de pueblos de la región instalaron casetas para vender comida, mercancías, ropa de contrabando de todo tipo y por supuesto cerveza y trago. 




El Diamante se transformó así en un lugar de atracción para cientos de pobladores de caseríos y veredas del lado de San Vicente del Caguán en el Caquetá y de La Macarena, por el lado del Meta. Este grupo de visitantes eran humildes campesinos con rostros quemados por el sol y el polvo, y sobre todo endurecidos por los horrores de la guerra y el abandono estatal.



Periodistas, fotógrafos, reporteros, en su propósito de encontrar historias e imágenes que alimenten la morbosidad y el espectáculo de su audiencia, dedicaban sus días a perseguir y espiar a los guerrilleros y guerrilleras mientras cumplían con sus tareas diarias.  Para estos periodistas del espectáculo, el campamento de la guerrillerada parecía que lo veían como un zoológico. Perseguían o esperaban agazapados a guerrilleros y guerrilleras para fotografiar todos sus movimientos y actividades, aun las mas privadas, ingresaban al interior de sus caletas, a sus minúsculas cocinas que algunas parejas de guerrilleros habían dispuesto para replicar una pequeña vivienda familiar.



Periodistas del espectáculo como los de RCN que andaban a la caza de guerrilleras embarazadas para preguntarles sobre su embarazo y para reforzar la basura que ellos les han metido en la cabeza a la mayoría de colombianos: que "sus comandantes las forzaban a tener abortos."

Periodistas del espectáculo como los de Caracol Televisión que sin ningún asomo de vergüenza, ni siquiera con sus colegas, emitían en directo notas e imágenes mostrando a un campesino llorando porque había llegado al Diamante a buscar a su hija y aun no la había encontrado.  Imágenes que habían sido captadas por un camarógrafo de la agencia EFE y que se las había prestado a Caracol TV, pero que correspondían al momento en que el campesino lloraba de la emoción y felicidad porque ya había encontrado a su hija, y porque la había visto en perfecto estado de salud y muy entusiasmada de ser protagonista del momento que vive el país.

Periodistas del espectáculo como los reporteros que envió la cadena BluRadio, Daniela Morales y Jorge Herrera, quienes sin ningún asomo de vergüenza, emitían también en directo, y en medio de otros visitantes que los escuchábamos, notas como, "....aquí desde San Vicente del Caguán, Caquetá, en medio de lluvias....", cuando estábamos en El Diamante, Departamento del Meta, a 8 horas de San Vicente, y no estaba lloviendo!!!

Esto es apenas una breve reseña de lo que ocurría en un día típico en El Diamante durante la X Conferencia. Quienes estábamos interesados en conocer realmente y por dentro a los guerrilleros y guerrilleras, nos encontramos con unos seres humanos humildes, cordiales y cálidos en las conversaciones, conscientes y convencidos de sus luchas y con plena comprensión de los orígenes de las tragedias y realidades que afectan a esa gran mayoría de colombianos, conscientes de los retos y amenazas que tendrán luego de su desmovilización como organización armada, pero llenos de ilusiones y vislumbrando un futuro en el que puedan dormir tranquilos sin la zozobra y temor de los bombardeos indiscriminados, en el que hayan garantías para que no los asesinen, y puedan en su nueva vida ayudar a educar a sus comunidades para que se organicen y participen activamente en los procesos democráticos y de reconstrucción de país que supuestamente se van a abrir luego de la firma de los acuerdos de paz.




Con todo y las ilusiones que significa dejar atrás los horrores de la guerra, el sentimiento general de los guerrilleros y de todos los miembros de la comunidad local y campesinos provenientes de los pueblos y veredas, con quienes tuvimos el privilegio de compartir, es de temor y desconfianza hacia el gobierno y su aparato militar, hacia las élites políticas y las oligarquías.  Les preocupa quedar desprotegidos frente a las amenazas de los paramilitares y del propio ejército y por eso muchos, aunque manifiestan que votaran afirmativamente el plebiscito, piensan que las FARC-EP no deberían entregar las armas sino hasta que el estado desmonte el paramilitarismo y depure sus fuerzas militares.

El otro país, el país intoxicado por la propaganda oficial, inyectada todos los días, a toda hora por los medios corporativos prepago y periodistas del espectáculo como los  que enviaron al Diamante, siguen creyendo que son las FARC-EP en quienes hay que desconfiar. 

Las burdas mentiras y montajes de esos medios prepago, como las expuestas anteriormente, ni siquiera el genocidio cometido por el estado en contra de la Unión Patriótica, el partido de las FARC-EP creado luego de los acuerdos de finales de los 80s en el gobierno de Belisario Betancourt, son suficientes para que despierten del estado de alienación e hipnotismo en que se encuentran...   

Buscar en este blog